Laguna Garzón

La Laguna Garzón exhibe paisajes magníficos de playas, dunas, lagunas, humedales, bosques y pastizales. Brinda una gran variedad de servicios ecosistémicos como la cría de recursos pesqueros, el suministro de agua dulce, el control de crecidas y la recreación paisajística entre otros. Exhibe ecosistemas únicos como el bosque y matorral psamófilo, que antiguamente abarcaba una gran parte de la costa uruguaya; actualmente es en esta laguna donde se encuentra la superficie más extensa y mejor conservada del país. Además tiene una particularidad: marca la línea divisoria entre dos departamentos, Maldonado y Rocha, por lo que ambos gobiernos departamentales tienen jurisdicción sobre ella. Sus principales tributarios son los arroyos de la Cruz, Garzón y Anastasio, que confluyen formando la laguna, cuyo espejo de agua presenta actualmente una superficie de 1.416 há y un perímetro medido a escala de 1:25.000 de 32,9 km (su largo máximo es de 6.8 km y su ancho máximo es de 2.8 km. 

Importancia para la conservación

Al igual que las restantes lagunas costeras, abunda en especies de prioridad para la conservación tanto para el nivel nacional como el internacional. Integra la Reserva Mundial de la Biosfera de la UNESCO “Bañados del Este” (Decreto 706/86). La Ordenanza Costera de Rocha (Decreto municipal 12/2003) la reconoce como objeto de conservación, y desde 1977, a través del decreto 260/77 forma parte del Parque Nacional Lacustre y Área de Uso Múltiple de la Laguna José Ignacio, Garzón y Rocha. BirdLife International reconoce a la Laguna Garzón como Zona de Importancia para la Conservación de las Aves (UY018).

 

Como especies prioritarias para la conservación se destacan dos cactáceas, Parodia erinacea y Parodia scopia; los caracoles terrestres Austroborus lutescens y Bulimulus corderoi que están asociados al matorral psamófilo o costero; el sapito de Darwin (Melanophryniscus montevidensis), también endémico y amenazado de extinción; la tortuga de la canaleta (Acanthochelys spixii), cuyo nombre común se debe a la hendidura dorsal que presenta su caparazón, también amenazada.

 

Entre las aves podemos mencionar varias especies de aves migratorias, a saber: la gaviota cangrejera (Larus atlanticus), el flamenco austral (Phoenicopterus chilensis), el chorlito canela (Calidris subruficollis), el chorlo pampa (Pluvialis dominica) y el playerito rabadilla blanca (Calidris fuscicollis). Se destaca también la presencia del cisne cuello negro (Cygnus melanchoryphus) y el cisne blanco o coscoroba (Coscoroba coscoroba).

Fotos: Portada: Silvia Zumarán. 1: Max Patissier. 2,3 y 4: Daniel Caselli

Laguna Garzón, Área de Manejo de Hábitats y Especies

En noviembre de 2014 la laguna ingresó al Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP) en calidad de Área de Manejo de Hábitats y Especies. Se está trabajando hacia un plan de manejo con la participación de los actores involucrados (autoridades, ONG, vecinos, productores, comerciantes, pescadores, deportistas y otros).

 

La integración de un área al SNAP implica que se rige por una normativa específica. En este caso, entre otros:

– No se puede perturbar la fauna nativa
– No se puede talar monte nativo
– No se puede alterar el régimen hídrico
– Otras actividades que requieren autorización del Ministerio de Ambiente

Usos y actividades económicas

Esta zona se caracteriza por un turismo de día, familiar y/o deportivo (pesca y deportes acuáticos). Las instituciones trabajan en el control de los impactos de este tipo de turismo sobre el área, particularmente en el control de vehículos terrestres y acuáticos, el fuego y la gestión de residuos. La presión inmobiliaria sobre la zona es muy alta, por la cercanía del Área a José Ignacio, la perla turística que está creciendo hacia el este. La FLC monitorea e interviene cuando es necesario en lo relativo a los nuevos proyectos inmobiliarios, y vela por el estricto cumplimiento de la ley.

 

El régimen de propiedad varía de una margen a la otra. La margen de Maldonado se caracteriza por chacras y campos privados relativamente extensos con potencial de fraccionamiento, mientras que del lado de Rocha la tierra se fraccionó – a mediados del siglo pasado, cuando todavía no se hablaba de conservación – en balnearios de terrenos pequeños (500 m2).

 

La pesca es una actividad económica que sustenta una pequeña comunidad de pescadores artesanales, que se dedican a la pesca del lenguado y el pejerrey y cuando hay zafra, de crustáceos como el camarón. También se practica la pesca deportiva, tanto en la laguna como en el océano.

 

La producción agropecuaria se compone de pastoreo para ganadería, que generalmente favorece el hábitat de las aves playeras de pastizal. También hay cultivo de soja, papa y otros.

Comisión Asesora Específica (CAE) Laguna Garzón

La Fundación es delegada por las ONG ante la CAE. Es el ámbito de participación y de canal entre el Área Protegida, las autoridades, los vecinos  y el resto de los actores, y allí se intercambia sobre los temas de gestión del Área.

Problemáticas

La construcción del puente circular sobre laguna Garzón, inaugurado el 22 de diciembre de 2015, agudizó los problemas que ya se avizoraban para el área. Éstos fueron objeto de estudio por la Universidad de la República y ONG dedicadas a la conservación, como la Fundación, con anterioridad a su construcción.

En ausencia de un plan de manejo, preocupa especialmente la reiterada apertura de la barra de manera artificial en respuesta a distintos intereses. Esto altera el régimen hídrico natural de la laguna y debilita la delicada barra arenosa que separa a la laguna del Océano Atlántico, por lo que se está trabajando hacia la formalización de un protocolo que incorpore datos científicos además de los saberes tradicionales, antes de que ocurran daños irreparables.

  1. La densificación de la urbanización.
  2. El aumento del turismo de día con los impactos asociados (residuos, desconocimiento de la reglamentación aplicable).
  3. El aumento del tránsito de vehículos motorizados sobre dunas, playas y costa de la laguna.
  4. La tala de vegetación nativa.
  5. El aumento de la frecuencia de apertura artificial de la barra.
  6. La degradación de la barra arenosa como consecuencia de todo lo anterior.
  7. Los impactos de la infraestructura vial, tanto del puente como de la ruta 10.
  8. La iluminación nocturna del puente tiene impactos negativos en el comportamiento de la fauna.
  9. La reducción de hábitats para la avifauna y fauna en general como consecuencia de lo que antecede.